febrero 7, 2024
Transformación de la vida económica política-organizativa y social de las mujeres indígenas de Sololá

El proyecto “Transformación de la vida económica política-organizativa y social de las mujeres indígenas de Sololá a través del emprendimiento y el empoderamiento de los derechos. Proyecto maya IXCHEL”, financiado por el Gobierno de Cantabria se ha centrado en los municipios de Santa Clara La Laguna y Nahualá, ambos en el departamento de Sololá de Guatemala. Se trata de un proyecto que ha tenido por objetivo principal el empoderamiento de las mujeres indígenas con un énfasis en el fortalecimiento de sus capacidades organizativas, productivas y de comercialización y transformación.

A partir de estudios de desigualdad y participación política y ciudadana de los 10 grupos de mujeres que se crearon en los dos municipios se ha podido diagnosticar cual es la situación económica de las mujeres en Santa Clara La Laguna y Nahualá. A través del proyecto, también se han establecido capacitaciones de producción agrícola para huertos integrales y invernaderos, y capacitaciones técnicas para el procesamiento de alimentos y su comercialización.

El impacto ha sido significativo en la organización comunitaria de las mujeres indígenas mayas y en el fortalecimiento de sus capacidades productivas y de comercialización. El proyecto se ha ejecutado coincidiendo con la crisis política y social que ha atravesado el país durante el último tramo de 2023 y que ha estallado acompañada de protestas y bloqueos de carreteras. En un contexto de carestía y falta de alimento, las mujeres involucradas en el proyecto han podido abastecer las comunidades locales durante los bloqueos.

Las mujeres han trabajado en huertos integrales y en invernaderos. El proyecto las ha capacitado como técnicas agrícolas y de procesamiento de alimentos. Y gracias a esta capacidad, han podido proveer de alimentos a sus comunidades durante los mencionados bloqueos sin que se haya repercutido un aumento de precios. En este sentido, el proyecto ha contribuido a empoderar a las mujeres para producir y suministrar alimentos para sus comunidades, garantizando siempre la disponibilidad de alimentos y el acceso a ellos.

Además, el éxito del proyecto no solo ha sido en términos de empoderamiento económico y organizativo, sino también en la capacidad de aportar resiliencia comunitaria en tiempos de crisis como los vividos en Guatemala a causa de estos acontecimientos.